Una de las cosas más tristes que te puede pasar, es enterarte que tu compañero de vuelo de al lado ha pagado menos de la mitad por exactamente el mismo vuelo que realizan. ¿No te preguntas cómo hacen los viajeros para encontrar verdaderas gangas para volar?.

Hay varios secretos que muchas persona utilizamos para viajar barato. En muchas ocasiones la diferencia de precios para volar la misma ruta puede llegar a ser descomunal, pero realmente se puede ahorrar muchísimo dinero si se toma el tiempo de comparar precios y hacer una búsqueda a conciencia.

¡Estos son mis consejos!

Flexibilidad: Cuánto más flexible seas con tus fechas y horarios de viaje, mejores promociones, ofertas y precios encontrarás. A veces la diferencia entre volar un día u otro puede ser grande (¡hasta 10 veces o incluso mas!)

Se flexible con las escalas: Aveces puede ser muy tedioso tener que viajar con escalas, pero para nadie es un secreto que los vuelos directos suelen ser más caros que los vuelos con una o más escalas. Estudia tus opciones y quizá, por tomar un vuelo con una escala el precio se tu billete baja considerablemente. Mira el lado bueno. Al final del día llegarás a tu destino.

¿Conoces los vuelos por trayectos?: Si la ruta y el vuelo que deseas es excesivamente caro, incluso con escalas, buscar diferentes trayectos puede ser una muy buena opción. Por ejemplo, si quieres viajar de Costa Rica a Turquía y no hay vuelos directos o los precios de las aerolíneas con escalas son desorbitados, entonces busca 2 rutas: una que te lleve de Costa Rica a X lugar y otra de X a Turquía. Para conocer las aerolíneas que cubren las rutas que precisas, incluidas las aerolíneas de bajo costo, te recomiendo la herramienta Optifly (¡además la herramienta te da información adicional que te puede ayudar en tu viaje!).

También considera viajar a aeropuertos secundarios: Ábrete a la posibilidad de viajar a aeropuertos cercanos a tu ciudad de destino. Suelen ser aeropuertos más pequeños y más alejados de la ciudad, o conocidos como aeropuertos secundarios que muchas aerolíneas utilizan por sus bajos costos de operaciones. También existe la posibilidad de tomar un vuelo a una ciudad muy cercana a la que quieres viajar, y desde allí tomar un tren o autobús a tu destino final. De esta forma, aunque el trayecto sea más largo, te puedes ahorrar mucho dinero.

Utiliza webs comparadoras de precio: La mejor manera de tener una idea de precios es a través de un comparador de vuelos. Existe una gran variedad de buscadores y comparadores de vuelos que te ayudarán a hacerte una idea del precio. Una vez que tengas esos precios, verifica los precios en las páginas de las aerolíneas (a veces son más económicos y otras no). No te quedes con los resultados del primer comparador, utiliza varios a la vez. Yo suelo utilizar Skyscanner. Maneja buenos precios y tu reserva se hace de manera segura.

Como recomendación

Evita viajar en días festivos (feriados/puentes/fines de semana largo) y en el mes en el que todo el planeta se va de vacaciones (agosto en el hemisferio norte y enero en el hemisferio sur). Los precios suelen dispararse en estas fechas, los aeropuertos están colapsados y ni les hablo de los alojamientos.

Te recomiendo también hacer la búsqueda en Incógnito, ya que muchas aerolíneas se agarran de tus necesidades e inflan los precios. Con incógnito no se guarda historial, esto te permite ver muchas veces un precio más razonable.