Es quizá el bar más famoso de la Habana y por lo tanto de Cuba. Por sus salas han pasado cientos de personajes famosos, dejando cada uno de ellos su huella, y eso se ve reflejado en fotografías y firmas que decoran el lugar.

Ubicado en Calle Empedrado, La Habana, a solo una calle de la Plaza de la Catedral nos encontramos con un lugar emblemático lleno de historia.

En su historia se habla de Ernest Hemingway, uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX acreedor  de un Premio Nobel de Literatura que escribió la mayor parte de su obra entre mediados de la década de 1920 y mediados de la década de 1950.

Se dice que visitó el lugar y le gustó tanto el mojito que dejó una nota de agradecimiento. Debido a esto el dueño enmarcó la nota que creó el principio de la leyenda. Desde entonces no han dejado de pasar por allí personajes que han hecho historia en el  XX, y ahora del XXI. Gabriel Garcí­a Márquez, Joan Manuel Serrat, Agustín Lara, Joaquí­n Sabina, entre otros más que se ven reflejados entre las paredes de este lugar con fotos, firmas y notas.

Muchos residentes de la zona recomiendan otros sitios para probar distintos mojitos, algo normal. Yo misma he probado mojitos muy bien elaborados en otros lugares. Sin embargo es inevitable no darse la vuelta por la bodeguita que tiene un encanto especial.

No dejes de pasar a probar el mojito de la Bodeguita y esto más que un consejo es una obviedad.

¿Y porqué no comer?

Yo no tenia ni idea que también tiene su sección de restaurante. Además la bodeguita ofrece shows en vivo de música 100% cubana que pone a bailar a más de uno.

Sin duda un lugar lleno de historias y vivencias en sus paredes capaz de cambiar la experiencia de cada viajero.