Blog

La vida no es solo trabajar, pagar cuentas y morir

Personalmente, nunca entendí esa presión en conseguir un buen empleo a los 20 y tantos años de edad, después de pasar la mitad de mi vida estudiando, sin mucho tiempo como encontrarme a mi misma y conocer todo lo que el mundo tiene por ofrecerme.

Desde niños nos enseñan que el éxito en la vida es tener un alto cargo en una empresa reconocida y la gente crece creyendo fielmente en eso.

Nunca lo creí así

La vida no debería ser sólo estudiar, trabajar, ganar el dinero suficiente para pagar las cuentas y morir. No nacimos en este mundo maravilloso lleno de lugares diferente, culturas fascinantes y comidas exóticas para vivir en una oficina todos los días.

Yo, por ejemplo, me considero una persona muy exitosa.

Nunca trabajé en una multinacional, pedí la dimisión de todas las empresas en que entré y nunca gané ningún salario de dar envidia. Pero me considero mucho mejor que todos mis amigos de traje y corbata que reciben un poco más del salario mínimo al mes.

Hago trabajo voluntario, he mochileado completamente sola sin dirección, he vivido en varios países, he aprendido otros idiomas y nunca he sabido que es hacer siempre lo mismo.

-¿Eso no cuenta como experiencia?
-¿Esto no debería ser preguntado en entrevistas de empleo?

Somos nuestro propio currículum, no somos la empresa en la que trabajamos, no somos el sueldo que ganamos. Somos lo que vivimos, las personas que conocemos, los libros que leemos, los lugares que visitamos, las experiencias que vivimos.

Lucha por una causa que creas, incluso si el mundo entero crea loca esa idea que tanto te llena. Loco es quien, a los veinte y pico está atrapado en el tránsito yendo a trabajar, viendo las mismas personas, de frente a la misma computadora.

¿Todo por éxito profesional?

¿Usted realmente necesita todo ese dinero?
¿Qué va a añadir en la vida unos ceros más en la cuenta del banco?
La gente no necesita todos esos excesos que la gente piensa que necesita, el problema radica en nosotros mismos como sociedad, nosotros mismos nos atamos a una idea del trabajo perfecto, de años estudios y un salario razonable. Esto es lo que nos enseñan de niños, no nos enseñan a ser feliz, a hacer lo que nos llena.

Llegará la edad en que viviremos en una enorme casa de 300m². Con limpieza diaria todos los días para lavar nuestra vajilla y extender nuestras camas. Con el coche del año, creyendo que todo nuestro propósito en la vida fue alcanzado.

Realización para mí no es dinero. Son historias para contar, sentarse en un bar con amigos y beber una cerveza helada, sin preocuparse por el trabajo que hay que hacer. La gente es muy joven para preocuparse por la jubilación y la hipoteca.

 

Journalist, traveler and photographer. I suffer creative insomnia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.