Soy Blogger y gano más que un gerente: mi experiencia

Hace aproximadamente 1 o 2 años, leí el blog de una chica que aseguraba ganar más dinero como blogger que como gerente de una multinacional. Lo primero que se me vino a la cabeza fue hacer un blog, y fue exactamente eso lo que hice.  De hecho, era su lectora número 1, me encantaba la vida perfecta que ella tenía por el simple hecho de ser blogger, viajar y ganar dinero mientras lo hace.

Después de muchas expectativas, creé mi propio blog, la idea perfecta, no trabajar en algo que no me gusta, dedicarle tiempo a mi pasión, la fotografía y los viajes, sin nadie que maneje mi tiempo a su gusto.

Después de unos 6 meses con mi blog al aire y un poco cansada de la rutina laboral y en mi día a día, renuncié a mi trabajo, con pocos ahorros y muchas ganas de viajar y meterme en la onda “blogger”

Mala idea 

Debo reconocer que no le dedicaba el tiempo suficiente a mi blog como para ver los frutos (patrocinios, afiliaciones, dinero, artículos, entre otros)

En esto de emprender online, pocas veces logras generar algún tipo de ingreso en tus primeros meses y créeme, la única razón por la que vas a hacer tu trabajo aunque no te apasione es porque te pagan. Si no te pagaran, creo que la única razón por la que irías es: por pasión. Así que hazte un favor, emprende en algo que te guste. En mi caso mi pasión eran los viajes. Sí, sé que suena trillado, no todo es tomar fotos bonitas y viajar.

Crear un blog es muy fácil 

Así es, crear un blog es cuestión de minutos, sin embargo, ver los resultados es cuestión de meses de mucho trabajo, e incluso años. Lo mejor de crear este tipo de emprendimientos es que no requiere que renuncies a tu actual trabajo.

No creas todo lo que ves 

Puedes encerrarte en tu casa una semana y publicar que estas en una playa exótica del caribe. Internet aguanta todo lo que le pones, y muchas bloggers se aprovechan de eso.

Mi experiencia 

No me puedo quejar. Hasta hace poco he tenido la oportunidad de sentarme con calma y dedicarle tiempo a mi blog. Sin embargo, trato de no guiarme por todo lo que leo. Dejar mi trabajo fue bueno, creo que no es sano estar en un ambiente que no te hace sentir completo, por ese lado me fue bien. Pero, si no tienes nada claro, para nada recomiendo y para nada escribiría un artículo incitando a la gente dejar su estabilidad y su comodidad por hacer un blog y dedicarse a viajar. De verdad que cuesta mucho mantener un blog vigente. Ser constante y estar presente en redes sociales, requiere mucho tiempo. Esto de verdad que es casi un trabajo.

No podría dar más datos sobre el tema, de momento esta ha sido mi experiencia. No muy buena pero tampoco ha sido catastrófica, es cuestión de ponerle ganas.

¡Nos vemos!