Diariamente las aerolíneas registran centenares de tarifas en lo que se conoce como Sistemas de Distribución Global (GDS). Estos sistemas te permiten comprar pasajes muchas veces con una tarifa más baja que la que ofrece la aerolínea en su página oficial.

En ocasiones existen algunas ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad y que algunas veces generan incredulidad o dudas, estas se llaman Tarifas Error.

Error  humano

  • Los precios son ingresados por humanos y hay muchos factores que influyen, incluyendo el cansancio, pueden hacer que un agente se equivoque al programar la información.

Error de conversión de moneda

  • Calcular la conversión de tasa de una moneda a otra, crea un riesgo enorme de errores de cálculo.

Omitir los recargos de combustible y tasas aeroportuarias

  • Los recargos de combustible fueron creados en los años 70, durante la crisis del petróleo. Esto se mantuvo desde entonces para evitar que el viajero frecuente pueda comprar la totalidad de su boleto utilizando las famosas millas de las tarjetas de crédito. En algunas ocasiones, estos cargos son eliminados por equivocación, algo que constituyen un porcentaje muy alto del boleto de avión.

Estadísticamente hablando, las tarifas error son inevitables. Solo es cuestión de estar en el momento y lugar para encontrar estas tarifas.